header-photo

La leche de Soya y la diábetes

Al igual que otros sustitutos de la leche, la de soya, también ha aumentado su popularidad año tras año. Dado que la gente se preocupa cada vez mas por su salud, buscan también sustitutos de la leche convencional de vaca la cual, a pesar de ser un alimento altamente nutritivo, también aumenta los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. En relación con esto, la leche de soya pareciera ser una excelente opción como sustituto de la leche de vaca, en las personas con diabetes. Sin embargo, al igual que con otros alimentos, la soya también tiene su propios y únicos efectos colaterales, los cuales deben ser conocidos y tomados en cuenta. 

La leche de soya, tiene propiedades nutricionales similares a las de la leche de vaca, pero tiene la ventaja de que no impacta fuertemente los niveles de azúcar, ya que no contiene lactosa, ni tampoco incrementa los niveles de LDLc (colesterol malo). En promedio, una taza de leche de soya contiene 140 calorías, 6 g de grasa, 12 g de carbohidratos, 11 g de proteína; es una buena fuente de potasio y puede ser una excelente fuente de calcio si es fortificada con este mineral. Recientes estudios han mostrado que esta leche puede reducir la presión sanguínea en personas con neuropatía diabética. Se recomienda beber de dos a tres tazas al día de leche de soya, a fin de obtener todos sus beneficios.

Cuando consumimos cualquier tipo de producto de soya, algunas aspectos, deben ser considerados. A pesar de que esta leguminosa tiene un alto valor nutricional, también contiene, un alérgeno que pudiera impedir a algunos individuos disfrutar de los productos de la soya. Si tu o alguna persona que conozcas desea consumir estos productos por primera vez, entonces deben ser cautelosos, por lo que les aconsejamos, ingerir solo pequeñas cantidades de ellos inicialmente. Además de esto, se cree que esta leguminosa, si se consume en grandes cantidades, puede afectar fuertemente a ambos sexos por contener unos compuestos (fitosteroles) similares a las hormonas femeninas llamadas estrógenos y una proteína que puede causar alteraciones en tiroides y páncreas. Con este aspecto en mente, debemos ser cautelosos, de cuanta soya consumimos, particularmente cuando se trata de mujeres embarazadas y niños. Sin embargo, si se toma en cantidades apropiadas, la soya es relativamente segura y puede ser consumida regularmente sin ningún temor. 

 Nota: Este contenido no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque consejo médico para cualquier pregunta sobre una condición médica o cambio en su tratamiento.

Fuebte: http://blogesp.diabetv.com/la-leche-de-soya-y-la-diabetes/

0 comentarios: